Osmara Gámez: Coleccionismo Visual en Movimiento.

Aproximadamente en 2012 tuve el placer de conocer a Osmara, en ese entonces, muy enfocada al registro en video de diferentes situaciones de la vida cotidiana para sus acervos, siempre con cámara en mano, sin dejar ir todo aquello que le llamase la atención. Concretamente nos conocimos en una muy temprana etapa del Ovnibus Roma, que forma parte de una serie de autobuses eléctricos (trolebuses) donados por el gobierno japonés a las autoridades capitalinas, para su re-acondicionamiento como pequeños foros o centros para la cultura.

En esos días Osmara había comenzado a estudiar en la UVA (Unidad de Vinculación Artística/UNAM) que forma parte del complejo cultural del Centro Cultural Universitario Tlatelolco; siendo un espacio que ofrece amplias opciones  de talleres abiertos a todo público. De esta forma, ella toma la iniciativa de aprovechar una curiosa oferta de talleres, la cual consistía en pagar cierta cantidad en promoción, para tomar varios de estos, entre los cuales se encontraban (o encuentran aún) los talleres de arte sonoro con Fernando Vigueras, video con el colectivo Nerivela, además de otros talleres de processing, arduino, etc, que fue aplicando a sus trabajos posteriores.

Todo este bagaje de conocimiento, aunado a sus experiencias propias y otras disciplinas sobre las cuales ha trabajado, la convierten una gran productora de interesantísimas propuestas audiovisuales. Decidí ir a entrevistarla directamente, para conocer un poco más acerca de su proceso creativo, selectivo y ese coleccionismo aleatorio que la caracteriza.

De entrada y retomando su formación multidisciplinaria, nos comentó que esta iniciativa de tomar talleres, se presenta porque ella misma cruzaba en una especie de crisis de ubicación, el no saber hacia dónde dirigirse y no querer formar parte de las estadísticas, aunado  a un interés real por la cultura, las nuevas y viejas tecnologías.

Me dirigí concretamente a algo que me llamó la atención de inmediato al llegar a su estudio, su pequeña pero poderosa colección de proyectores analógicos de 8mm, los cuales ha utilizado muchas veces en actos en vivo con el dúo electrónico Amateur, del cual forma parte y que de igual manera ha utilizado en varias ocasiones en complemento a sus presentaciones sonoras. Estos artefactos ella misma los ha adquirido literalmente, a la vuelta de su casa, ya que justo al doblar la esquina, se ubica domingo a domingo el famosísimo Tianguis de La Sanfe (San Felipe de Jesús) famoso por la gran cantidad de chácharas y antigüedades, tanto como por autopartes y otros artículos casi endémicos de la zona; un panorama sumamente popular, de barrio.

De igual manera esta añoranza por la cháchara, el objeto tecnológico de segunda o tercera mano, que incluso a veces ya no es funcional, se funde con la estética del error, de hecho ha dedicado mucho de su tiempo al Circuit Bending de juguetes electrónicos, como resultado de esta búsqueda por nuevas sonoridades.

¿Cómo es esta selección de imágenes,  y cómo las utilizas en tus proyectos visuales (proyecciones)?

O: Cuando estaba en UVA en los talleres de video, me enseñaron que para producir imágenes para nuestros proyectos, no necesariamente debíamos de hacerlas nosotros mismos y que podíamos usar el gran archivo de videos existentes de lugares como incluso Youtube u otros sitios web, o bien, como resultado de la búsqueda de antiguas películas de VHS, 8mm etc; también por eso es que he adquirido estos proyectores, tanto los análogos como los digitales, al igual que la grabadoras de audio y demás, porque de otra manera no tendría manera de acceder a esas imágenes si no tengo el equipo adecuado, entonces es así como las he ido coleccionando, de igual manera pues tengo muchas revistas y periódicos que uso para hacer collages, que es algo que he estado trabajando actualmente y que en realidad sigue el mismo proceso de recopilar, archivar y demás.

Una vez vi una pieza tuya presentándose en un ciclo de video experimental, me parece, que se trataba sobre una filmación de un scanner sobre tu cuerpo.¿Cómo fue que llegaste a este proceso? 

O: Los Scanners se me hacen muy interesantes, porque no es como una cámara de la cual obtienes imágenes a través de su óptica, es luz que lee luz, para ese video en concreto usamos un scanner y la idea era usar unos maniquíes (con lo cuales tengo cierta fijación) que tenía mi amiga en su taller donde estábamos haciendo el video, un maniquí transparente, pero al final decidí hacerlo con mi propio cuerpo.

 

¿Qué opinas acerca de los artistas visuales, que prácticamente  acuden a programas y recursos ya muy estandarizados? Por ejemplo, he visto que todos usan el mismo software, un proyector y listo. 

O:Creo que realmente cada quien usa las herramientas que tiene a su alcance, cuando hago visuales para proyector digital, puedo trabajar con otras soluciones de imagen, por ejemplo al principio cuando hacía mis videos para las proyecciones, les ponía cantidad de efectos, hoy en día no uso tanto esos recursos y los dejo más puros, esto tiene que ver un poco con los collages que hago en los cuales sigo este mismo proceso. Para las proyecciones en 8mm muchas veces las uso como tal, incluso algunas están dañadas y esto le da un plus. Me acomodo mejor con las herramientas que puedo manipular a mi antojo y necesidades, en algún momento utilicé sistemas como Kinect, el cual curiosamente fue muy popular en cuanto a sus aplicaciones en artes escénicas, pero al final creo que hay herramientas más nobles que puedo utilizar, incluso en algunas ocasiones he usado proyecciones con transparencias y otros recursos visuales. Tal vez es  un asunto de nostalgia por las viejas tecnologías y todo lo que esto implica.

En cuanto a lo sonoro ¿Cuál es tu proceso? He visto que incluso usas cintas y viniles, que procesas en vivo.

O: Es casi el mismo proceso, hallar diferentes fuentes de sonido, cassetes, viniles, tengo un vinil de cosas del PRI que uso a menudo cuando toco o en algunas ocasiones tomo sampleos de películas y otras fuentes similares.

Esto me lleva a la temática de tu obra, he notado cierto contenido social y político, algo de sátira religiosa incluso. 

O: Sí de hecho, por ejemplo cuando hago collage, muchas veces sucede que escojo un tema, por ejemplo la reforma energética, tomo los recortes que me gustan al respecto de esto, conforme lo voy completando con el tiempo voy agregando más recortes pero actualizados sobre ese tema, al final, me doy cuenta  que cuando termino el collage, se volvió una especie de línea de tiempo visual sobre ese tema. En las piezas sonoras como comenté, esto es más evidente, como lo del vinil promocional del PRI y en cuanto a lo social y religioso, muchas veces acudo a los santos populares, por ejemplo a San Judas, cuando niña mi mamá tenía una clínica y se llamaba así, San Judas, y tenía una figura enorme que me daba mucho miedo, creo esos recuerdos me hicieron comenzar a apegarme a esos símbolos religiosos y usarlos en mis piezas.

Bueno sé que actualmente estudias para ser Odontóloga, ¿Cómo llevas esto a tus actividades de producción artística? 

O: Si te das cuenta hay gran influencia, en muchos de mis visuales uso referencias a videos didácticos de anatomía y medicina en sí, de hecho encontré que algunos sistemas muy modernos de escaneo odontológico, tienen la misma base que otros sistemas con los que he trabajado como con Kinect, en algún momento pensé en rediseñarlo y usarlo para esto, es algo en lo que estoy actualmente porque esos equipos odontológicos son carísimos y bueno lo que aprendí en talleres, creo lo puedo llegar aplicar.

 

Si te gustaría conocer más sobre el trabajo de Osmara Gámez, puedes visitar su sitio de  VIMEO y SOUNDCLOUD respectivamente.

 

 

 

 

 

Artículos Relacionados